Fotos de familia

8 razones para hacerse una sesión de familia

El tiempo pasa muy rápido, no es algo nuevo, todos lo sabemos. Aún así con las prisas del día a día y sin darnos cuenta, los que tenéis niños os habréis apenado cuando pasado el tiempo, os detenéis, miráis a vuestros hijos y… ¡Dios cómo ha crecido! (con apenas 9 meses) Y es que ¡es cierto! Y ésta es una de las muchas razones por las que os animo a que os hagáis una sesión fotográfica en familia.

El tiempo es una de las pocas cosas importantes que nos quedan  (Salvador Dalí)

Y es que el tiempo pasa para tod@s y eso tenemos que guardarlo en nuestro álbum. Pero vayamos a esa lista de las razones para hacernos una sesión de familia:

Un momento especial como el primer embarazo

El primer embarazo es el cambio, una transformación a nivel personal que muchas mujeres quieren recordar. Se trata de un cambio a nivel físico y psíquico, un cambio íntimo, una nueva experiencia que una no sabe si volverá a experimentar, por lo que tener el recuerdo de «esa» primera vez resulta imprescindible. He tenido clientas que han decidido fotografiarse en su segundo embarazo ya que no lo hicieron la primera vez y echan en falta ese recuerdo.

Mis hijos están creciendo rápidamente

Tus hijos crecen sí, y el cambio es brutal en su primer año. Los bebés cambian increíblemente de la primera semana, al primer mes, el terces mes y a los 6 meses. Por eso lo más habitual suele ser fotografiarles en estas fechas.

Adoro ésta época del año

Hay épocas en el año que son preciosas por su luz de amanecer y sus colores en la naturaleza. El otoño es fantásticos para las sesiones fotográficas con los niños en exteriores, tienen la libertad de correr y jugar. La luz es tenue, la temperatura todavía acompaña para pasar unas horas en el monte entre los árboles o en la playa corriendo por la orilla. Es una de las épocas más coloridas en la naturaleza.

Los abuelos se hacen mayores

Y es que el tiempo corre para tod@s y no tenemos que olvidar a los más mayores. Los que cuidaron de nosotros y los que dan esos caprichitos a los pequeños de la casa cuando no nos damos cuenta… Ver cómo se relacionan los más mayores de casa con los más pequeños es algo que me enternece infinitamente, ver de donde vinimos y hacia dónde nos dirigimos, cómo avanzan las generaciones.

Tenemos una comida familiar donde nos reuniremos todos

¡Éste es el momento! Las reuniones familiares son la mejor excusa y razón para organizar una sesión fotográfica. Seguro que hace un montón de tiempo que no estabais todos juntos, casi como si de una boda se tratara, pero algo más cómodos y naturales en cuanto a vestuario 😉 La duración de éste tipo de sesiones suele ser algo más corta y amena para los participantes, ya que sois muchos. Lo importante es saber organizarse y encontrar un lugar adecuado para tener unas fotografías de todos juntos.

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email